Yoga Durante el Embarazo

 


El  embarazo es un acontecimiento importante en la vida de toda mujer, pero a pesar de toda la felicidad que podamos  sentir, también aumentan las tensiones, angustias y  miedos durante esta etapa. El embarazo constituye un  período de incertidumbre  y emociones cambiantes. Por lo que es necesario un profundo trabajo de preparación en la futura mamá.


Durante el embarazo nuestro cuerpo está sometido a muchos esfuerzos: 
•  La sangre aumenta su circulación, por consiguiente nuestro corazón trabaja más.
•  Nuestros huesos  deben soportar más peso del que normalmente están
    acostumbrados.
•  Tendemos a cambiar de carácter, estamos propensas a la tensión  y con ello al cansancio.
Por todo esto es indispensable – no sólo para el bienestar de  la mamá  sino también para el de su  hijo en camino- que su cuerpo se conserve en forma y relajado, por eso es ideal el yoga en el embarazo.
La mujer que durante el embarazo ha realizado Yoga,  recobra rápidamente sus fuerzas y ánimo después del parto, y en algunos casos, adquirirá una figura mejor,  disfrutará más de su familia y de la vida en general.
Las posturas de  Yoga en el embarazo, automáticamente brindan a la madre  claridad a sus  pensamientos y estabilidad emocional mediante la disciplina física. Esto le va a devolviendo la tranquilidad que requiere esta etapa tan importante para la madre y sus bebé.
Esta técnica requiere movimientos suaves, rítmicos.  El yoga la mantiene vital durante todo el embarazo. No sólo fortalece la elasticidad muscular, sino también la del sistema nervioso y estabiliza las emociones mediante  el auto masaje de las glándulas y  órganos internos, empleando las técnicas respiratorias yóguicas.
A continuación algunos beneficios para la madre y su bebé:


Beneficios en el embarazo:
• Reduce la hinchazón y los calambres en las piernas. 
• Devuelve la vitalidad. 
• Flexibiliza la columna vertebral y mejora la postura.
• Las posturas de Yoga permiten al cuerpo adecuarse naturalmente a los cambios que se van sintiendo durante el embarazo.
• La práctica regular del Yoga ayuda a mantener el peso y a estar más ágil, evita la formación de estrías y combate los clásicos dolores de cintura. 
• Crea un puente de comunicación entre la mamá y el hijo por nacer. 
• Produce una agradable sensación de bienestar general. 
• La respiración yóguica es de mucha utilidad durante el embarazo y el trabajo de parto. 
• La relajación ayuda a la embarazada a enfrentar la ansiedad y los miedos naturales que se puedan presentar durante la gestación. 
• El bebé adopta la mejor posición para un parto natural.
El embarazo puede ser un período fructífero: siempre y cuando los padres adopten costumbres saludables, ventajosas para ellos  y su familia. Todos estos requisitos hacen que los padres puedan adquirir  la madurez personal y su bebé logre alcanzar desarrollar todo su potencial. Recordemos que lo que hacemos y dejemos de hacer en este período repercute en el desarrollo del bebé que está en formación.

 

Lic. Tania Scamarone López

Psicóloga - Especialista en Yoga

 7240603 - 989222077

Yoga niños, adultos y  gestantes

 

Escribir comentario

Comentarios: 0