Yoga en Hospital 12 de octubre




Proyecto HU- CI- Hospital 12 de octubre

Hola a tod@s, mis queridos amigos.

Día 2 de la campaña #UCIamable, y  Maria Soledad Martínez Ávila comparte con nosotros un proyecto de investigación que dará mucho que hablar.

Atentos:

El yoga es una práctica milenaria que aparece en el Valle del Indo en el siglo XVII a. C. 

Existen diferentes tipos de yoga, el más extendido y conocido en Occidente es el Hatha Yoga, es un sistema de posturas físicas denominadas asanas, cuyo propósito es preparar el cuerpo para la meditación. Este tipo de yoga enfatiza la serenidad física, mental y la relajación, mediante una respiración adecuada, el control de nuestro cuerpo y la meditación.

El yoga y la meditación favorecen una transformación o cambio personal que conlleva una mejor calidad de vida.

Esta mejora se ve reflejada: 

* A nivel fisiológico, inducen una respuesta del sistema nervioso parasimpático. 

* A nivel cognitivo, producen cambios en la valoración de las situaciones estresantes (valoración primaria) y en la capacidad para afrontarlas y las posibles consecuencias asociadas (valoración secundaria). 

Se desarrolla una actitud de objetividad y de ecuanimidad ante los sucesos de la vida, favoreciendo una actitud de distancia y desapego ante los acontecimientos y sus resultados, lo que permite relativizar los problemas y facilitar el afrontamiento de los mismos. Además, la práctica de yoga desarrolla  la atención y la consciencia sobre los propios actos, pensamientos y emociones, lo que permite detectar el estado de tensión físico y mental para poder afrontarlo con los recursos disponibles. 

* A nivel conductual, pueden contribuir al acceso a los recursos internos de afrontamiento. Las personas aprenden a controlar los impulsos, a relajarse, a pedir ayuda, a buscar información y a desarrollar conductas y hábitos más saludables. 

* A nivel emocional, mejoran el estado de ánimo, aumenta el optimismo, la aceptación y favorecen la regulación emocional. 

Soy María Soledad Martínez Ávila, enfermera de la UCI del Hospital 12 de Octubre en Madrid. Con todos estos beneficios asociados, pensé que sería una buena idea poder llevar el yoga y la meditación al hospital, y que mis compañeros pudieran disfrutar y sentir este despertar de la consciencia, lo que revertiría en nuestros pacientes, familias y entorno laboral. 

Llevo practicando yoga algo más de tres años, y el año pasado comencé mi formación como profesora de yoga terapéutico. 

Estoy desarrollando un proyecto de investigación en las UCIs de mi hospital. Queremos estudiar qué efectos tienen el yoga y la meditación sobre el estrés en médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería. Entre otros parámetros, pretendemos realizar dos determinaciones de cortisol en sangre, al comienzo del estudio y al finalizar éste.


Fuente: humanizandoloscuidadosintensivos

Escribir comentario

Comentarios: 0