Blog - Mitos del Yoga

Se dicen muchas cosas: que es gente mayor, que no fortalece los músculos, que son ejercicios físicos, que no se puede practicar cuando hay problemas de columna. ¿Que hay de cierto en todo esto? Antes de practicar sacudí tus pre conceptos.

  • Es un remedio para muchas enfermedades

Si bien es cierto que muchas dolencias (estrés, dolores crónicos, alergias, problemas articulares, etc.) se ven beneficiadas gracias a la practica rutinaria del Yoga, no es recomendable pensar en esta disciplina como un "remedio rápido" para palear enfermedades. " No esperes resultados espectaculares de manera inmediata. Los resultados serán proporcionales a los esfuerzos realizados", Stella Weller. Yoga fácil y rápido para todo momento.

  • Hace falta destreza física para realizar las asanas...

Un buen instructor de Yoga jamás pondrá el énfasis en la postura sino en la evolución individual de cada practicante. " la meta no debe de ser la asana en sí, sino la buena forma física que implica poder adoptarla" A.G Mohan

  • Para practicar Yoga hace falta pertenecer a una religión o ser vegetariano

Nada más falso. Es cierto que muchos practicantes de Yoga son vegetarianos y eso encuentra fundamente en Ahinsa (uno de los Yamas o abstenciones), primero de los 8 pasos de Ashtanga que sistematizo Patanjali, considerado el padre del yoga. Ahinsa implica implica de ninguna manera a ningún ser viviente. Esto incluye a los animales. Pero eso no significa que para practicar Yoga haya que ser vegetariano. De hecho los practicantes que observan atentamente los 8 pasos del Ashtanga son franca minoría. "Es una disciplina física mental cuyo objetivo es alcanzar un equilibrio el cuerpo y la mente de la persona. El Yoga no es una religión sino que permite conocer y trabajar la espiritualidad" Swami Dadeva. 

  • Sirve para reducir el estrés...

Si lo que buscas es un alvio a tus tensiones nerviosas, el Yoga es una aliado que puede hacerte sentir muy bien ¿por qué? "Estiras y contraes el cuerpo físico haciendo que tu respiración sea más profunda y regular; así se estabilizan los aires internos y, automáticamente, se calman los pensamientos que cabalgan sobre ellos. Es como coger las riendas de un caballo desbocado para conseguir pararlo con suavidad: el jinete también se detiene por el siemple hecho de estar encima del caballo. Es es precisamente, el motivo de que una buena sesión de Yoga te deje tranquilo y renovado." Gueshe Michael.

  • Es tan suave que se puede practicar con dolor

El dolor es un señal de alarma. El organismo nos avisa que algo no funciona como deberia. Cuando un momento produce dolor no es inteligente repetirlo por suave que parezca. Hacerlo añadirá tensión a un músculo o articulación que se esta defendiendo.

 

Fuente: Revista yoga +