Las Creencias Limitantes

 

 

¿Sabías que tus pensamientos crean tu realidad? Todos tus pensamientos son imágenes del pasado, usamos el pasado como referente para crear nuestros estados emocionales diarios. Las creencias son pensamientos cimentados en la mente de las personas, los pensamientos crean las emociones, las emociones generan un estado interno que se solidifica a medida que las repetimos. Las creencias son significados, interpretaciones, etc. que le damos a la realidad, y esas interpretaciones son los que dan forma a como nos sentimos minuto a minuto. Los órganos de los sentidos toman la situación o vivencia, pero nuestro juicio de la realidad hace que eso tenga sentido para nosotros, para etiquetarlo o darle forma. Las creencias limitantes alimentan nuestro miedo y nos impulsan a hacer cosas de las cuales luego nos arrepentimos.

 

Las creencias limitantes se adquieren a lo largo de la vida, desde la infancia, empezando con la crianza de los padres, de lo que nos dijeron sobre nosotros, de cómo nos comportamos y se afianzaron en nosotros a través de la repetición que las personas significativas hicieron en nuestra educación y formación.  Algunas se adquieren conscientemente, otras ni si quiera nos damos cuenta que la tenemos, pueden ser ideas de otros sobre nosotros, sobre otras personas o situaciones que nosotros las hemos tomado como nuestras. Las creencias limitantes pueden ser de diversa índole. Todo tiene que ver con lo que te limita y te impide ser libre para avanzar.

 

Ver esto no es nada sencillo, por eso es tan importante contactar con la ayuda de un profesional. La mayoría de mis pacientes que vienen a mi consultorio tienen bastantes creencias limitantes; yo les guió con la palabra, las preguntas y las técnicas adecuadas para que vayan contándome sus creencias y vayamos abordándolas y liberándolas una a una. A veces puede que seas consciente de algunas de tus creencias, pero puede que sea difícil entender y a un cambiarlas; algunas veces puede suceder que por la vía consciente lo liberes, pero no siempre será así.  Para eso sirve el trabajo terapéutico para ayudarnos a ser libres de esas creencias limitantes que solo nosotros mismos nos imponemos.

 

 

Lo más importante es que vayas descubriendo quien eres y vayas descubriendo cuáles son tus creencias limitantes y sea más fácil cambiar. Al permitirte explorar esos patrones negativos y darte un espacio para liberarlos, tu seguridad y potencial se incrementará en ti, teniendo la vida que realmente te mereces.

 

                                                                                                                                                    Tania Lucia Scamarone López

                                                                                                                      Psicóloga, coach en PNL, instructora de yoga y meditación